Revista - No muerden - Octubre

Este número está dedicado a la Sala Braille, sus actividades y, especialmente a los ciegos y disminuidos visuales que participan en ella. Cada persona es capaz de alcanzar objetivos cada vez más elevados si así se lo propone, en el caso de quienes carecen o tienen disminuida alguna capacidad, también. Es necesario hacer mención a la importancia que tiene para éstas la educación apropiada pero, sobre todo al acompañamiento de su grupo familiar y del entorno en el que se desempeña. Por eso es indispensable que los integrantes de una comunidad sean capaces de modificar conductas para hacer posible una mejor calidad de vida para quienes conforman este grupo.
Etiquetas: